Diferenciar la Terapia Familiar, de la Mediación Familiar.

En algunas ocasiones se ha comentado que estos dos procedimientos pueden ser complementarios. Es decir, la Terapia puede preceder a la Mediación, como preparación a la misma. Esto es debido, a que en algunas ocasiones los conflictos están muy enquistados y el estado emocional de quienes lo viven puede estar dañado, por el hecho de haber transcurrido demasiado tiempo en una situación estresante y complicada, afectando a la dinámica del sistema familiar, a las funciones y roles de los miembros de la familia y por tanto, sus recursos y habilidades para poder adaptarse o cambiar una situación se encuentran bloqueadas. Entonces, en estos casos, si es aconsejable realizar terapia primero. Por el contrario, si el conflicto es puntual, no se ha alargado en el tiempo, no ha afectado a la estructura familiar y tiene una dinámica funcional, la mediación familiar como primera opción es una buena decisión.

famili

Pero para conocer un poco más de que estamos hablando, vamos a definir de forma general, la una y la otra:

TERAPIA FAMILAR O TERAPIA DE FAMILIA:  Dentro de esta hay diferentes maneras de proceder dependientes de la orientación del profesional. La Psicoterapia Familiar es un método especial de tratamiento de los desordenes emocionales. Utiliza  un grupo natural primario, la familia. Su ámbito de intervención no es el paciente individual aislado, sino la familia vista como un todo orgánico. Su objetivo no es solo eliminar los síntomas o adecuar personalidades al ambiente en que deben actuar, sino más bien crear una nueva manera de vivir. (Dr. Carlos Nolasco Pereyra) (Dentro de la T.Familiar se puede incluye la de pareja)

MEDIACIÓN FAMILIAR: En Andalucía está regulada por la Ley 1/2009, de 27 de febrero y dice así: “procedimiento extrajudicial de gestión de conflictos no violentos que puedan surgir entre miembros de una familia o grupo convivencial, mediante la intervención de profesionales especializados que, sin capacidad de decisión sobre el conflicto, les asisten facilitando la comunicación, el diálogo y la negociación entre ellos/as, al objeto de promover la toma de decisiones consensuadas en torno a dicho conflictos.

ALGUNAS DIFERENCIAS ENTRE TERAPIA FAMILIAR Y MEDIACIÓN FAMILIAR.

TERAPIA FAMILIAR MEDIACIÓN FAMILIAR
Evalúa estilos de relación y funcionamiento de la familia ante el problema, conflictos. Todas las partes en conflicto acuden voluntariamente.
Utiliza técnicas que fortalezcan los recursos y habilidades de los miembros de la familia. Se habla de una manera diferente sobre el conflicto no resuelto.
Concreta objetivos de intervención. Facilita la toma de decisiones responsablemente ante el conflicto.
Mejora la relación entre los miembros de la familia. Mejora el clima de comunicación y, emocional de manera secundaria.
Ofrece diferentes estilos de relación y funcionamiento familiar. Enseña herramientas de comunicación y de gestión, resolución de conflictos.
Puede haber ocurrido alguno/s episodio/s violentos. Previene la violencia.
Trabaja también conflictos ocultos, no manifiestos, pasados como rencores, mitos, alianzas, dependencias, triangulaciones… Gestiona conflictos concretos y manifiestos, no de relación entre las partes.
El profesional opina a través de mensajes. El profesional ayuda a alcanzar soluciones.
No estructura la comunicación, sino que observa cómo se comunica la familia. Facilita una comunicación estructurada (por turnos), para mantener el equilibrio de intervenciones.
El profesional interviene, es directivo en cuanto a entrenamiento, sesiones ejecutivas, tareas para casa… Manejo de emociones y sentimientos, solo lo necesario para alcanzar comunicación eficaz en la consecución de acuerdos.
Profundiza en el pasado, hasta donde considere necesario para recabar información. Dirige la atención al presente (conflictos) y al futuro (soluciones prácticas). Ayuda a explorar alternativas de solución.
El profesional evalúa, elabora hipótesis de trabajo y plantea método de trabajo. El profesional dirige el proceso.
Es un tratamiento psicoterapeútico. No es un tratamiento
No está relacionada con el proceso judicial. Proceso alternativo y/o complementario al proceso judicial.
Dependiendo de la orientación profesional, duración media-larga. De corta duración. (de 6-9 sesiones)

ALGUNOS EJEMPLOS:

  • ¿En caso de parejas, qué trata una y otra?:

En líneas general, la Terapia de Pareja, trabaja en:

– Modificar el sistema de comunicación y de interacción, para que resuelvan sus conflictos en la relación (infidelidades, celos, dependencias, falta de comunicación, dinámica disfuncional) , elevando el nivel de satisfacción para que continúen.

– También puede ayudar a la pareja en la toma de decisión sobre separarse o continuar.

– Durante la ruptura, también puede centrar su labor en los diferentes problemas emocionales.

– Posterior a la ruptura, también puede ayudar a adecuarse a la nueva situación.

 En líneas general, Mediación Familiar en parejas, trabaja en:

– Normalmente, las parejas ya han tomado la decisión de separarse o divorciarse, o lo están barajando firmemente.

– Reparto de bienes.

– Con quién conviven lxs hijxs (custodias).

– Cuándo ver a lxs hijxs (régimen de visitas).

–  Reparto gastos de lxs hijxs (Pensión de alimentos).

  • ¿En caso de padres- hijxs, qué trata una y otra?:

En líneas general, la Terapia Familiar con hijxs, trabaja en:

– Deterioro relación progenitores con hijxs por entrada en etapa adolescente.

– Desobediencias de lxs hijxs respecto a cualquier persona adulta.

– Relaciones disfuncionales entre progenitores e hijxs ya sea por ansiedad, depresión, drogadicción, anorexia, bulimia, problemas con la justicia…

– Dificultades y crisis, por cambios significativos en la familia (duelos, fallecimientos, separaciones, abandonos, prisión…).

– Estilos de crianza inadecuados (sobreprotector, autoritario…)

En líneas general, la Mediación Familiar con hijxs, trabaja en:

– Conflictos relacionados con la organización y colaboración en el reparto de tareas domésticas.

– Conflictos relacionados con los estudios.

– Conflictos relacionados con el cumplimiento de horarios.

– Conflictos relacionados con temas económicos (salidas, pagas, ropa de marca, exigencias).

– Conflictos relacionados con las relaciones entre hermanos, abuelos, tíos, primos…

– La vuelta de lxs hijxs y posiblemente su familia al hogar de los padres por la situación económica.

– La demora de la salida de lxs hijxs del hogar de los padres.

Estos son solo algunos ejemplos, pero espero que este post sirva para clarificar entre los usuarios la información sobre estos dos procedimientos.

Escrito por Cecilia Pereda.

Anuncios

7 comentarios en “Diferenciar la Terapia Familiar, de la Mediación Familiar.

  1. Creo que no ha lugar la confusión. La Terapia sirve en procesos terapéuticos del sistema familiar, con o sin patología. La mediación es un proceso de resolución de conflictos entre las partes. Aunque el campo de trabajo es la familia-pareja, no tienen ni el mismo punto de origen, ni la misma finalidad.

    Me gusta

    1. Gracias Alfonso por tu comentario. Exactamente es, cómo bien has explicado. Que no se necesitará hacer estas distinciones, sería buena señal de que tanto algunos usuarios, como algunos profesionales, saben qué es y en qué consiste la Mediación Familiar. Saludos.

      Me gusta

  2. Muchas gracias Cecilia por explicarlo de forma tan clara pues es muy importante entender que aunque la Mediación pueda resultar terapeútica, por el bienestar que genera a las partes en conflicto, nunca es terapia y que deben existir estos procedimientos como alternativas diferentes no como opciones excluyentes. Mediadores y Terapeutas deberíamos saber derivar al otro campo los asuntos que no nos competen.

    Me gusta

    1. Muchas gracias Shelia!. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Derivar a otros profesionales especializados, no hay que verlo como una pérdida de clientes, sino como un signo de responsabilidad profesional (según mi opinión). Saludos.

      Me gusta

  3. Totalmente de acuerdo con el comentario de Sheila Acedo. El día que los abogados decidan derivar a mediación muchos de los asuntos que pasan por sus despachos, adelantaremos mucho en la aplicación de las ADRs en nuestro país.. Eso sí, tienen que perder el miedo a creer que pierden clientes, porque es todo lo contrario, no se pierden se ganan ya que la mediación fideliza a los clientes contentos.

    Saludos Cecilia

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s