Desmontando Estereotipos de Género.

¿Qué son los ESTEREOTIPOS DE GÉNERO?

Ideas y creencias aceptadas en la sociedad sobre cómo han de ser y comportarse los hombres y las mujeres. Están  tan integradas en nuestro subconsciente tanto colectivo como individual, que han sido y son transmitidos de generación en generación de manera automática, tradicional, mecánica…como base para la perpetuación de los roles de género, con la consecuente desigualdad de género y obviamente apoyado por el sistema patriarcal que rige nuestra sociedad global y mundial desde tiempo atrás.

Dichos estereotipos los tenemos tan integrados en nuestro día a día, que los reflejamos, enjuiciamos, realizamos, practicamos inconscientemente a diario.

Veamos unas imágenes donde se refleja lo expresado:

imagen2imagen1roles-genero

Algunas preguntas para reflexionar:

  1. ¿Crees que los estereotipos de género afectan de la misma manera a unos y a otras?

Los estereotipos nos afectan a todos y a todas, pero no de igual manera, veamos algunos ejemplos:

– Los estereotipos “asignados tradicionalmente” a las mujeres, al ser cumplidos y practicados, nos dejan en la gran mayoría de las ocasiones en un plano secundario en la sociedad, relegado al ámbito privado, con poca visibilización y sin olvidar que los rasgos característicos femeninos son menos valorados socialmente pero curiosamente muy necesarios para el funcionamiento social. Dicho cumplimiento de estos estereotipos tan tipificados, dan lugar a una discriminación evidente en cuanto, ya no solo a nuestra propia percepción de nuestra capacidad de desarrollo personal y profesional, sino a la diferencia salarial, al techo de cristal, entre otros. No obstante, si por un casual, transgredimos dichos estereotipos y se nos ocurre como “fémina” adquirir alguno de los estereotipos asignados “tradicionalmente” a los hombres, seremos probablemente juzgadas como “marimachos, machorras, raras, desvergonzadas, etc”.

– Los estereotipos “asignados tradicionalmente” a los hombres, se puede pensar que se llevan la parte ganadora en el reparto de la tarta, y en cierta medida se podría decir que es cierto. El cumplimiento de dichos estereotipos les proporciona ciertos privilegios de poder, de tiempo, de decisión, entre otros. Pero por otro lado, si como “macho” quieres conectar o desarrollar ciertos “rasgos femeninos” en muchas ocasiones serás juzgado como “blandengue, calzonazos, amanerado, afeminado, etc”. Pero existe actualmente un movimiento de hombres que reclaman “nuevas masculinidades”, reclaman su derecho a ejercer la paternidad afectiva y no solo proveedora, reclaman expresar afecto libremente entre amistades, a sus hijos varones, no sentirse menos “hombre” por realizar labores domésticas o quedarse sin empleo, tener derecho a no estar dispuesto y cumplir sexualmente “siempre”, a manifestar sus emociones y sentimientos a nivel afectivo. Son algunos ejemplos que se me ocurren.

 

  1. ¿Qué podemos hacer para contrarrestar algunos de los estereotipos de género?

(links de vídeos sobre estereotipos de género: Always #LikeAGirl #HatchKids Discuss Male Gender Stereotypes)

Algo fundamental para que en la sociedad vaya cambiando “algo” en la mentalidad con respecto a cómo nos afecta la poca conciencia en la transmisión y  ejecución de dichos roles, es la EDUCACIÓN EN LA INFANCIA, pero todos sabemos que como más se aprende y como mejor se enseña es a través del  EJEMPLO. Y ese ejemplo lo damos los adultos, en los diferentes ámbitos y contextos donde se desarrolla la socialización de nuestros menores. Por tanto, a través de un lenguaje no sexista; juguetes y juegos no sexistas (al menos que tengan variedad); a través de ser consciente de los estereotipos que cometemos y cómo los juzgamos en los demás (si somos conscientes podremos aprender y cambiar); comentarios, chistes, refranes, cuentos, películas, canciones, videoclips (éstos últimos podemos contrarrestarlos con la alternativa libre de prejuicios, libre de desigualdad). En casa, compartiendo labores domésticas, padre, madre, hijo, hija, siendo cuidados con los mensajes que les damos sobre sus características, habilidades y potencial. Y sobre todo, no cortando ni limitando las capacidades y desarrollo de los menores en base a tradiciones que de tanto repetirlas se han hecho leyes, pero que no lo son.

Para finalizar os dejo el link de un video bastante divertido y ameno que suelo utilizar en talleres y charlas, y que refleja perfectamente todo lo tratado.

http://www.youtube.com/watch?v=GwQ4Ngc9GIg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s