Archivo de la categoría: Uncategorized

GANAR-GANAR EN MEDIACIÓN

 

10-Ganar-Ganar-o-no-hay-trato-o-3-maneras-de-abandonar-una-relación-donde-pierdes2

Os dejo el enlace de mi nuevo post en ceciliapereda.wordpress (pincha para verlo)

Anuncios

Os invito a conocer mi nueva web

Gracias por consultar mi blog MEDIAFAMILYPSICO.

Si quieres seguir conociendo mi trabajo, te invito a conocer mi nueva web con mi nuevo blog >>>Clica aquí > Cecilia Pereda

thank-you-note-1636398

Desmontando Estereotipos de Género.

¿Qué son los ESTEREOTIPOS DE GÉNERO?

Ideas y creencias aceptadas en la sociedad sobre cómo han de ser y comportarse los hombres y las mujeres. Están  tan integradas en nuestro subconsciente tanto colectivo como individual, que han sido y son transmitidos de generación en generación de manera automática, tradicional, mecánica…como base para la perpetuación de los roles de género, con la consecuente desigualdad de género y obviamente apoyado por el sistema patriarcal que rige nuestra sociedad global y mundial desde tiempo atrás.

Dichos estereotipos los tenemos tan integrados en nuestro día a día, que los reflejamos, enjuiciamos, realizamos, practicamos inconscientemente a diario.

Veamos unas imágenes donde se refleja lo expresado:

imagen2imagen1roles-genero

Algunas preguntas para reflexionar:

  1. ¿Crees que los estereotipos de género afectan de la misma manera a unos y a otras?

Los estereotipos nos afectan a todos y a todas, pero no de igual manera, veamos algunos ejemplos:

– Los estereotipos “asignados tradicionalmente” a las mujeres, al ser cumplidos y practicados, nos dejan en la gran mayoría de las ocasiones en un plano secundario en la sociedad, relegado al ámbito privado, con poca visibilización y sin olvidar que los rasgos característicos femeninos son menos valorados socialmente pero curiosamente muy necesarios para el funcionamiento social. Dicho cumplimiento de estos estereotipos tan tipificados, dan lugar a una discriminación evidente en cuanto, ya no solo a nuestra propia percepción de nuestra capacidad de desarrollo personal y profesional, sino a la diferencia salarial, al techo de cristal, entre otros. No obstante, si por un casual, transgredimos dichos estereotipos y se nos ocurre como “fémina” adquirir alguno de los estereotipos asignados “tradicionalmente” a los hombres, seremos probablemente juzgadas como “marimachos, machorras, raras, desvergonzadas, etc”.

– Los estereotipos “asignados tradicionalmente” a los hombres, se puede pensar que se llevan la parte ganadora en el reparto de la tarta, y en cierta medida se podría decir que es cierto. El cumplimiento de dichos estereotipos les proporciona ciertos privilegios de poder, de tiempo, de decisión, entre otros. Pero por otro lado, si como “macho” quieres conectar o desarrollar ciertos “rasgos femeninos” en muchas ocasiones serás juzgado como “blandengue, calzonazos, amanerado, afeminado, etc”. Pero existe actualmente un movimiento de hombres que reclaman “nuevas masculinidades”, reclaman su derecho a ejercer la paternidad afectiva y no solo proveedora, reclaman expresar afecto libremente entre amistades, a sus hijos varones, no sentirse menos “hombre” por realizar labores domésticas o quedarse sin empleo, tener derecho a no estar dispuesto y cumplir sexualmente “siempre”, a manifestar sus emociones y sentimientos a nivel afectivo. Son algunos ejemplos que se me ocurren.

 

  1. ¿Qué podemos hacer para contrarrestar algunos de los estereotipos de género?

(links de vídeos sobre estereotipos de género: Always #LikeAGirl #HatchKids Discuss Male Gender Stereotypes)

Algo fundamental para que en la sociedad vaya cambiando “algo” en la mentalidad con respecto a cómo nos afecta la poca conciencia en la transmisión y  ejecución de dichos roles, es la EDUCACIÓN EN LA INFANCIA, pero todos sabemos que como más se aprende y como mejor se enseña es a través del  EJEMPLO. Y ese ejemplo lo damos los adultos, en los diferentes ámbitos y contextos donde se desarrolla la socialización de nuestros menores. Por tanto, a través de un lenguaje no sexista; juguetes y juegos no sexistas (al menos que tengan variedad); a través de ser consciente de los estereotipos que cometemos y cómo los juzgamos en los demás (si somos conscientes podremos aprender y cambiar); comentarios, chistes, refranes, cuentos, películas, canciones, videoclips (éstos últimos podemos contrarrestarlos con la alternativa libre de prejuicios, libre de desigualdad). En casa, compartiendo labores domésticas, padre, madre, hijo, hija, siendo cuidados con los mensajes que les damos sobre sus características, habilidades y potencial. Y sobre todo, no cortando ni limitando las capacidades y desarrollo de los menores en base a tradiciones que de tanto repetirlas se han hecho leyes, pero que no lo son.

Para finalizar os dejo el link de un video bastante divertido y ameno que suelo utilizar en talleres y charlas, y que refleja perfectamente todo lo tratado.

http://www.youtube.com/watch?v=GwQ4Ngc9GIg

Mujer significativa en mi vida.

madre-e-hija-arropadas-por-una-manta

MI MADRE. Sí, lo sé, es un tópico típico, pero no quita que sea real y verdadero. Sin ella, obviamente no estaría AQUÍ-AHORA. No solo por el hecho de haberme dado cabida en su cuerpo durante nueve meses y haber hecho “trabajo de parto”, para darme a “luz”. Si no por lo que viene después, tarea ardua y dura, la crianza y educación.

– Los 3 detalles que me gustaría que supieseis de ella:

  1. Su afán de superación.
  2. Su simpatía.
  3. Y no seguir “demasiado” los estereotipos de género.

– Sus dos actividades favoritas:

  1. Disfrutar de su familia.
  2. Pasear.

Un recuerdo de acción memorable:

  1. Su día a día.
  2. Aunque haciendo referencia al tema de la “Igualdad de Género” y la importancia de la “Coeducación”, mencionar en este sentido cómo me ha inculcado su visión respecto a los estereotipos de género (probablemente sin saberlo). Una de las anécdotas son algunos de los disfraces desde bebé hasta pre-adolescencia: arlequín (blanco y negro), troglodita, el zorro, de puente, zombi, pipi cazaslargas….

 

Cuento: El puente y los dos hermanos

No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas contiguas, tuvieron un conflicto. Éste era el primer problema que tuvieron después de 40 años de cultivar las tierras hombro a hombro, compartir el duro trabajo y de intercambiar cosechas y bienes en forma continua.

trabajo-en-equipo-3

Esta larga y beneficiosa colaboración terminó repentinamente. Comenzó con un pequeño malentendido que fue creciendo hasta llegar a abrir una tremenda brecha entre ellos, que explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio.

Una mañana alguien llamó a la puerta de Luis. Al abrir, encontró a un hombre con herramientas de carpintero. “Estoy buscando trabajo”, dijo el extraño, “quizás usted requiera algunas pequeñas reparaciones aquí en su granja y yo pueda serle de ayuda”.

“Sí”, dijo el mayor de los hermanos, tengo un trabajo para usted. Mire, al otro lado del arroyo, en aquella granja, ahí vive mi vecino, es mi hermano menor. La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros y él tomó su buldózer y desvió el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros.

Bueno, él pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor. ¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero? Quiero que construya una cerca, de dos metros de alto, para no verlo nunca más.

El carpintero le dijo: Creo que comprendo la situación. Muéstreme dónde están la madera, los clavos y las herramientas y le entregaré un trabajo que lo dejará satisfecho. El hermano mayor ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja por el resto del día para ir a comprar provisiones al pueblo.

El carpintero trabajó duro todo el día midiendo, cortando, clavando. Cerca del atardecer, cuando el granjero regresó, el carpintero había terminado con su trabajo. El granjero quedó, perplejo con lo que vio. No había ninguna cerca de dos metros; en su lugar había un puente. Un puente que unía las dos granjas a través del arroyo. Era una verdadera obra de arte.

En ese momento, su hermano menor, vino desde su granja, cruzando el puente, abrazó a su hermano, con los ojos llenos de lágrimas, le dijo: Eres un gran hombre, por construir este hermoso puente después de lo que te he hecho, gracias y perdóname.

puente-madera

En silencio el carpintero guardó las herramientas y se dispuso a marchar, cuando Luis, el hermano que le había contratado grito: ¡No te vayas espera!, quédate, tengo muchos proyectos para ti.

-Me gustaría quedarme dijo el carpintero, pero tengo muchos puentes por construir.

Fuente: Destellos del Corazón.

¿Qué reflexiones haces? Compártelas!!!!

Hostilidad. Cómo afrontar situaciones y personas hostiles.

images (1)

Siguiendo la tradición de mis post, comenzamos con la definición HOSTILIDAD, del latín hostilitas.

Hostilidad es la cualidad de hostil, que indica una actitud provocativa y contraria, generalmente sin motivo alguno, hacia otro ser vivo. El concepto permite hacer referencia a una acción hostil y a la agresión armada, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE).

Puede existir hostilidad de una persona a otra, o de un grupo de personas a otras, implicando conductas abusivas y agresivas, que se pueden reflejar en violencia emocional o física.

El comportamiento hostil puede cobrar diversas formas, desde actitudes sutiles con ironía, burla o antipatía, p.ej: “siempre que me lo encuentro me pregunta por mi pareja, sabiendo que lo dejamos porque me fue infiel“. Hasta una forma directa, que puede causar daño físico o emocional, p.ej: “Para decir solo tonterías, mejor que te calles”, “Mi compañero de clase me ha puesto la zancadilla para que tropezara, gritándome cáete, te lo mereces por gay”, “Mejor cállate, a esta empresa no le interesa tu opiniones ridículas”.

Por tanto, en cualquier relación interpersonal, y ante algunas situaciones más estresantes, podemos encontrarnos muy a menudo con reacciones de enfado, irritación u hostilidad. Cuando frente a un imprevisto reaccionan o reaccionamos de malas maneras.

Así pues, la forma en que afrontemos estas situaciones, será un determinante en el modo de resolver los conflictos, favoreciendo la comunicación o por el contrario, fomentando la hostilidad y el estrés.

Para ello necesitamos conocer las fases de la curva de hostilidad y saber qué hacer y qué no hacer:

CURVA HOSTILIDAD

1ª Fase Racional: La mayor parte de las personas suelen ser razonables durante bastante tiempo, mantienen un nivel emocional adecuado para poder discutir cualquier tema.

2ª Fase de Salida o Disparo: La irritación acumulada junto con un gesto/frase entendida como provocación, hace que la persona se “dispare”, da rienda suelta a sus emociones de manera pulsional, abandonando el nivel racional necesario para afrontar cualquier problema, y comienza su hostilidad de un modo provocador y algo irracional, llegando incluso a ser grosera.

3ª Fase de Enlentecimiento: El estar “fuera de sí” no dura siempre y al cabo de un rato y de forma natural la persona empieza a frenarse. Las reacciones emocionales intensas tienen en realidad una duración corta, y si la persona estuviera sola, o su interlocutor sabe como no seguir estimulando su agresividad, en poco rato esa reacción por muy intensa que parezca, se disuelve. Una persona no se mantiene alteradísima durante mucho tiempo ya que si se queda sola se acaba calmando, y si no se la “pincha”, tampoco puede discutir sola demasiado tiempo. Si se prolonga, es que estamos sirviendo de estímulo disparador con nuestra actitud o nuestras verbalizaciones.

4º Fase de Afrontamiento: Ahora la persona que ha estado escuchando puede empezar a intervenir o preguntar. Pero lo que digamos, nuestra reacción, puede crear la diferencia entre ayudarle a reactivarse de nuevo o a calmarse. Decir algo empatizador y que se reconozca su estado emocional puede contribuir a entrar en la fase de calma. Pero cuidado, empatizar, no quiere decir dar la razón, sino que la otra persona sepa que se comprende sus sentimientos.

5ª Fase de Enfriamiento:  Si se ha dicho algo realmente empatizador, se observa como la persona poco a poco se calma.

6ª Fase Solución de Problemas:  Es cuando se vuelve a la fase o nivel racional, el óptimo para resolver los conflictos.

Entonces, deberemos intervenir adecuadamente en la fase de afrontamiento, de la siguiente manera para minimizar la hostilidad:

– Activar nuestro autocontrol emocional.

– Escuchar activamente.

– Empatizar y hacérselo saber.

– Preparar la situación.

– Ser recompensante.

– Expresar sentimientos.

– Hacer peticiones y hablar desde el “yo me siento, yo quiero, yo necesito”.

Si intervenimos antes de la fase 4 o no somos muy cuidadosos en nuestras primeros comentarios, lo que puede ocurrir es la ESCALADA EN LA CURVA DE LA HOSTILIDAD.

ESCALADA CURVA HOSTILIDAD

Lo que la curva nos muestra, es que una vez abandonado el nivel racional, cualquier intervención nuestra, antes del que nuestro interlocutor haya llegado por si mismo a la fase de afrontamiento tendrá el efecto de volver a activarle y dispararle. Cualquier argumento nuestro será el disparador, da igual si es una defensa, un intento de calmarle o hacerle razonar o una argumentación. La única respuesta nuestra posible antes de la fase 4 es el silencio y la actitud de escucha. Incluso si decimos “pero cálmate”, se activará más.

okLO QUE HAY QUE HACER es:

Esperar: hasta que se perciban signos evidentes de que la reacción emocional se está reduciendo. Tenemos que saber identificar el punto crítico en el que poder intervenir.

Escuchar: Antes de responder, aguardar a que la persona exprese su irritación, escuche atentamente. Sin juzgar ni darse por aludido, escuchar con serenidad y firmeza sin mostrar signos de temor o inseguridad. Le miraremos de forma serena y relajada permitiendo que exprese su irritación.

Controlar el contexto: Marcharse si es posible a un sitio a solas o hacer que otras personas se marchen, ya que si piensan que están siendo observados por terceros puede servirles para envalentonarse. Ofrecerles sentarse, para ponerse en un ambiente más naturalmente amistoso.

OJO!: A cualquier persona le cuesta más mostrarse agresiva si está sentada.

Mantener nuestras propias emociones bajo control: Mantener un tono de voz calmado y un volumen bajo aunque la otra persona lo aumente.

Permitirle:  ahora que exponga su problema y mostrar empatía haciendo ver que le entendemos en lo que dice y en como se siente, haciendo también un resumen clarificador de lo que nos expone. Iniciar ahora juntos el proceso de solución de problemas.  Mantener una actitud abierta acerca de qué es lo que está mal y debería hacerse. Reservar los juicios acerca de lo que “debería” y “no debería” hacer la persona irritada. Argumentar o razonar acerca de las ventajas de conducirse de otra manera. Expresar los sentimientos después del incidente y pedirle que en sucesivas ocasiones se conduzca de otro modo.

Pedir ayuda a otra persona si se percibe que no se puedes afrontar la situación.

prohibited-98614_640LO QUE NO HAY QUE HACER es:

-No hay que intentar calmar a una persona cuando está “fuera de sí”.

-No hay que tratar de razonar con ella.

-No hay que interrumpirla en absoluto.

-No hay que defendernos o justificarnos.

 

 

 

– Referencias:

http://definicion.de/hostilidad/

Material didáctico. Habilidades Sociales. Diputación de Toledo.

Escuela de Ocio y Tiempo Libre Peñas Blancas “Resolución de conflictos”

Apoyo Psicológico en situaciones de emergencias. Fco. José Gómez- Mascaraque Perez y Ervigio Corral Torres.

RESILIENCIA FAMILIAR

feliz día de la familia3

 

Con motivo de la celebración el próximo 15 de mayo del Día Internacional de la Familia, va dedicado este post sobre RESILIENCIA FAMILIAR.

Mucho se está hablando en estos últimos años del tema de RESILIENCIA, sobre qué es, cómo fomentarla, los factores que la promueven, etc. No obstante, voy a hacer un breve resumen para ponernos en situación.

resiliencia

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?: Capacidad de una persona o grupo para seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles y de traumas a veces graves.

La RESILIENCIA nunca es absoluta, total, lograda para siempre, es una capacidad que resulta de un proceso dinámico y evolutivo que varía según las circunstancias, la naturaleza del trauma, el contexto y la etapa de la vida y que puede expresarse de diferentes maneras en diferentes culturas.

RESILENCIA = CAPACIDAD DE RESISTIR Y REHACERSE

Ahora bien, voy a exponer la Resiliencia en el ámbito familiar, desde una perspectiva sistémica.

F1.jpg

 

– ¿QUÉ SON LAS FAMILIAS RESILIENTES?: Aquellas en las que la unidad familiar crea formas activas, saludables y sensibles de satisfacer las necesidades de sus integrantes, sin comprometer la integridad total de la familia y sin abandonar las necesidades individuales y el desarrollo de los otros miembros.

 

– ¿QUÉ CARACTERIZA A LAS FAMILIAS RESLILIENTES?:

  1. Estimulan y fomentan la expresión de interés y amor dentro del grupo familiar, así como expresar y gestionar emociones saludablemente.
  2. Se protegen psicológicamente a través de la transmisión del optimismo aprendido.
  3. Buscan espacios y tiempos para interactuar y lograr un espacio de enseñanza de habilidades para la vida.
  4. Fomentan la participación activa de cada miembro en los quehaceres familiares.
  5. Logran la capacidad de observar las acciones tanto de forma individual como familiar, complementándola con la autocritica y aceptando los errores y las virtudes.
  6. Estimulan y modelan la capacidad de escucha y aprendizaje.
  7. Demuestran y fomentan la confianza en cada uno de sus capacidades para salir adelante.
  8. Realizan actividades familiares y las planifican conjuntamente.
  9. En situación de estrés familiar, reflexionan acerca de las diferentes soluciones, escuchan la opinión de todos y después evalúan los resultados.
  10. Aprenden a plantear argumentos, defender ideas, debatir, etc.
  11. Utilizan la familia como un espacio seguro para ensayar habilidades nuevas.
  12. Tienen la sensación de no estar aisladas o excesivamente limitadas por las adversidades de sus integrantes.

 

NOTA: Cuidado con patologizar a las familias que poseen otros valores culturales, presentan reacciones normales ante un estrés grave o han generado sus propias estrategias creativas para amoldarse a la situación particular que les toca vivir.

PARA FINALIZAR: Cuando pasamos por una situación estresante y de angustia, muchas personas lo consideran como parte de la vida y que no necesitan tratamiento. Lo mismo le puede ocurrir a algunas familias en dificultades, que tal vez no piden ayuda profesional e intentan solucionar y afrontar los problemas de otra manera.

No obstante recordar que LA BUSQUEDA DE AYUDA, ES UN SIGNO DE FORTALEZA.

“El hogar es la primera escuela.
Si los padres, que son nuestros
primeros y nuestros constantes
maestros, se portan indignamente a
nuestros ojos, faltan a su deber; pues
nos dan malos ejemplos, lejos de
educarnos como les corresponde. De
modo que el respeto del hijo al padre
no cumple su fin educador cuando
se completa con el respeto del padre
al hijo. Lo mismo pasa entre
hermanos mayores y menores.
LA FAMILIA ES UNA ESCUELA DE MUTUO PERFECCIONAMIENTO…

(Alfonso Reyes)

 Bibliografía:

“La experiencia traumática desde la Psicología positiva: resiliencia y crecimiento postraumático”. Papeles del Psicólogo, nº1. Vol-27. 2006

“Resistir y Rehacerse”. Una reconceptualización de la experiencia traumática desde la Psicología Positiva Personalidad resistente, resiliencia y crecimiento postraumático (Beatriz Vera Poseck)

“Resiliencia familiar. Estrategias para su fortalecimiento”. (Froma Walsh.2005)

¿Cómo te comunicas?¿Sabes cuál es tu estilo?

Este post va dedicado a cómo nos comunicamos y por ende, cómo nos relacionamos con los demás. Más formalmente se le conoce como “estilos de respuesta”.

Antes de comenzar, quiero avisar que nadie tiene un estilo puro de respuesta. Es decir, dependiendo de la situación y nuestro estado emocional, podemos expresarnos de una manera u otra. El inconveniente viene cuando nos estancamos o nuestra tendencia en la mayoría de las ocasiones se inclina hacia uno en concreto.

Por tanto, a nivel general podemos distinguir las siguientes formas de comunicación:

A) AGRESIVO:

AGRESIVO

Expresa lo que siente, piensa y defiende sus derechos sin tener en cuenta, ni respetar los derechos, sentimientos e intereses de los demás.

La creencia básica sería “Solo yo importo. Lo que piensen o sientan los demás no me interesa, ni es importante”.

Usa expresiones tipo: “Quita, no sabes”, “Lo haces mal”, “Pareces tontx”, “Te lo digo una y no más”

Algunos gestos que puede utilizar: gestos amenazantes, postura corporal intimidatoria, no respeta la distancia interpersonal, habla rápido sin pausas, con un volumen de voz alto y mirada fija.

Entre otros, los efectos que puede conllevar: culpa, frustración, tensión, soledad- los demás se alejan, se siente enfadado, baja autoestima.

B) PASIVO:

PASIVO

No respeta su propio derecho a expresar sus ideas, sentimientos, opiniones o necesidades. Tiende a un comportamiento sumiso y retraído.

La creencia básica sería:  “Lo importante es lo que los demás piensan o quieran, porque no quiero ofenderlos y que me rechacen”.

Las expresiones que utiliza son: “supongo”, “bueno”, “no te molestes”, “te importaría mucho”, “quizás sí…”.

Comportamiento no verbal característicos: “mirada hacia abajo”, “postura hundida y tensa”, “risa nerviosa”, “volumen de voz bajo y vacilante”.

Algunos efectos son: baja autoestima, soledad, no se gusta, depresión, se siente enfadado, pierde oportunidades.

C) PASIVO-AGRESIVO:

gente-pasivo-agresiva-defenderse

Básicamente sus acciones no reflejan sus sentimientos, y se podría decir que son pasivos por fuera y agresivos por dentro.

Normalmente, suelen recurrir al sarcasmo, mensajes ambiguos o indirectos, porque no expresan de forma directa sus pensamientos, sentimientos, necesidades. En muchas ocasiones, no son conscientes de sus agresiones encubiertas.

La creencia sería: “Soy una persona educada y amable, no me gustan las confrontaciones directas, simplemente hay personas con poca tolerancia y educación, yo no sería capaz de ofender”.

Pueden utilizar expresiones como: “Sí, vale lo haré, si no me queda otra, tu siempre están tan ocupado…”,  “no sé porque dicen que eres una estirada, a mi me pareces simpática”.

Manifestaciones no verbales:  no contestarte cuando le preguntas o te diriges a esta persona, en un grupo dirige su cuerpo y conversación hacia los demás dándote la espalda,  realiza las tareas encomendadas mal y tarde.

Efectos que producen: baja autoestima, frustración, malestar, enojo, celos, envidia, producen hastío.

D) ASERTIVO:

ASERTIVIDAD

Es una persona, que se conoce a sí misma. Conoce sus sentimientos, necesidades y derechos, incluido el de expresar honestamente cómo se siente, qué necesita o piensa, sin ofender a los demás.

La creencia es:  “Te respeto, me respeto”.

Manifestaciones verbales:  “yo pienso, siento, quiero”, “¿Qué te parece, que piensas, opinas?”

Comportamiento no verbal:  postura erguida y gestos firmes, manos sueltas, habla fluida con volumen de voz moderado, sonríe frecuentemente y mira a los ojos sin intimidar.

Algunos efectos:  se gusta y le gustan las personas, se siente satisfecho y relajado, a gusto con los demás y consigo mismo, resuelve problemas.

“Pueden ser justas las palabras, pero si son crueles, muerden el alma”
(Sófocles)

 

Tiempo, tiempo, tiempo….

tEl tiempo alivia nuestro sufrimiento.
Hay épocas de tristeza.
Épocas de ira. Épocas de esperanza.
Pero no se suceden unas a otras de manera previsible.
Por lo menos, no para quienes están en crisis.
En la vida de cada persona,
los inviernos y las primaveras se mezclan en un conjunto confuso.
Un día sentimos que los nubarrones se han despejado,
pero al siguiente volvemos a verlos.
Sonreímos en un momento dado,
y horas mas tarde nos brotan las lágrimas.
Es verdad que, así como podemos dar dos
pasos adelante durante la jornada,
también podemos dar uno o dos hacía atrás.
Sin embargo, cuando se tiene fe
en que llegará la época del deshielo primaveral,
los vientos invernales parecen perder ímpetu.

ROBERT VENINGA

05_30_el-tiempo-no-es-oro-el-tiempo-es-vida-480x567