Archivo de la etiqueta: afrontar conflicto

Conflictos de pareja. Elementos a tener en cuenta.

1

Cuando trabajamos con conflictos de parejas, hay que tener en cuenta ciertos elementos inmersos en los mismos.

Desde la perspectiva de la Mediación Familiar, voy a exponer algunos de dichos elementos que nos ayudarán a enfocar y desarrollar el proceso correctamente.

  • PODER: referente al desequilibrio de poder entre las partes, en relación a quién posee los recursos que ambas partes necesitan o solo una. Por ejemplo, la mujer no trabaja y depende económicamente del marido, los hijos están posicionados con la madre y dificulta el contacto con el padre, etc.
  • OBJETIVOS O INTERESES: de ambas partes, si son completamente contrarios o hay algún nexo de unión. Por ejemplo, opuesto, la vivienda es propiedad del marido con separación de bienes pero la mujer la solicita; comunes, el bienestar de los hijos en común.
  • INTERPRETACIÓN O PERCEPCIÓN: de las partes tanto en los intereses, conductas de la otra parte, del conflicto y del cambio. Por ejemplo, una parte puede percibir el cambio como amenazador y tomar una postura defensiva, mientras que la otra parte puede interpretarlo como un cambio positivo para desarrollar una nueva etapa en su vida.
  • PENSAMIENTO SUMA CERO: relacionado con lo anterior, cuando en el conflicto las partes se centran en que las pérdidas de uno son las ganancias del otro.
  • SIGNIFICADO: dado a los intereses, relacionado con la percepción e interpretación, pero éste depende no solo de la persona como individuo sino como parte de un contexto social, es decir, dependiendo del significado que cada parte le dé a un objetivo, por un lado se puede priorizar para poder trabajar secuencialmente en mediación y, por otro lado si no coinciden en esta priorización pueden aumentar los conflictos o temas a tratar.
  • INTERRELACIÓN: ambas partes en conflicto están interrelacionadas y sus conductas afectan a la otra parte, tanto en positivo como en negativo. Por ejemplo, negativamente, si una parte muestra una actitud defensiva, automáticamente la otra responde de la misma manera, por el contrario si una muestra una actitud de comprensión y tolerancia puede dar lugar a un clima relajado y de cooperación. Igualmente también se puede entender desde la perspectiva de Thibaut y Kelley, donde hay una interdependencia entre ambos que si es bien gestionada puede beneficiar en parte a ambos (relación ganador/ganador).
  • IDEAS DICOTÓMICAS: normalmente cuando se inicia un conflicto de pareja suele presentarse un pensamiento dicotómico. Por ejemplo, yo víctima, tu yugo ó a la hora de buscar soluciones suelen tener una relación de ganador/perdedor,etc.
  • MODOS DE AFRONTAR EL CONFLICTO:  hay parejas que suelen evitar el conflicto, otras utilizan la confrontación no violenta (algunas incluso violenta), otras lo aceptan y se resignan, entre otras formas.
  • NEGOCIACIÓN: parte fundamental de la mediación, dónde son válidos todos los factores indicados por Anselm Strauss. Por ejemplo, hay que identificar a las partes en conflicto, hay que desarrollar las sesiones, hay que elaborar las propuestas y alternativas al conflicto, ver la viabilidad de las elegidas, desgranar los problemas a tratar y priorizarlos para trabajarlos, etc…
  • TEORÍA DEL CAMPO PSICOLÓGICO (Morton Deutsch, 1973-1980): destacar las propias expectativas de cada parte (pueden dar lugar a profecías autocumplidas), la motivación de las partes a la gestión del conflicto (puede favorecer o entorpecer el proceso). Y todo lo expuesto con la buena gestión del conflicto: pensamiento creativo (tormenta de ideas), dar una oportunidad a la otra parte pero ahora en un contexto diferente y con una función diferente, ser cooperativos, una buena comunicación, influye también el tipo de relación que hayan mantenido las partes anteriormente, centrarse en los aspectos más relevantes del conflicto, y sobre todo el respeto mutuo.
  • JUSTICIA DISTRIBUTIVA: (Homans, 1961), donde una parte espera que los beneficios obtenidos del conflicto o de la gestión de éste, sean proporcionales a la inversión realizada. Por ejemplo, lo vemos en la pensión compensatoria hacia una de las partes, por los años dedicados a la familia exclusivamente, ésta hace que de repente no pierda su estatus económico.
  • TEORÍA DE LA IDENTIDAD SOCIAL: La podemos entender como que ambos pertenecían al grupo social de “casados” donde sus actividades, amistades, etc giraba en torno a este grupo social y a partir de la separación o divorcio, pertenecen a otro grupo. Por tanto, puede considerarse como una pérdida de identidad social o dicho de otro modo un periodo de asimilación y adaptación a la nueva situación.2Si tenemos en cuenta, al menos estos elementos a la hora de trabajar con conflictos de pareja en mediación, nos ayudarán a crear una hipótesis de trabajo, a tener en cuenta las emociones de las partes inmersas en conflicto, a respetar tiempos y ritmos diferentes de ambas, a conocer la fase en la que se encuentra cada una, y a valorar si la Mediación Familiar tiene cabida o es la opción más correcta para dicha pareja en ese momento concreto en el que se encuentran.

Cecilia Pereda.

Anuncios