Archivo de la etiqueta: gestión de conflictos

La clave no es evitar, sino gestionar el conflicto.

 

conflicto 1

Hay personas que tienen miedo al conflicto, o situaciones en las que el conflicto nos da miedo. Y pensamos que la mejor manera de sobrellevarlo, es correr un tupido velo, como si no fuera con nosotros o simplemente como si no pasara nada. ¿Pero esa, es la mejor manera de manejarlo, ignorarlo?, ¿verdaderamente se ignora, o el conflicto pasa a nuestro interior evitando la manifestación exterior?. A lo largo de este post lo iremos viendo.

Como ya es habitual, voy a comenzar con la definición de la RAE sobre “Conflicto”:

(Del lat. conflictus).

1. Combate, lucha, pelea.
2. Enfrentamiento armado.
3. Apuro, situación desgraciada y de difícil salida.
4. Problema, cuestión, materia de discusión.
5. Psicol. Coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo, capaces de generar angustia y trastornos neuróticos.
6. Desus. Momento en que la batalla es más dura y violenta.
7. Colectivo. En las relaciones laborales, el que enfrenta a representantes de los trabajadores y a los empleadores.

Como vemos, todas ellas tienen una connotación negativa. Social y culturalmente, cuando hablamos de conflictos, solemos pensar en negativo, y por tanto tendemos a evitarlo, o huir de esa situación estresante que nos genera malestar. Y es normal, ¿qué referentes tenemos sobre cómo solucionar conflictos?: guerras, peleas, violencia (lo vemos continuamente en los medios de comunicación). Igualmente, cuando vemos que una persona se enzarza en una discusión, la vemos y etiquetamos como “esa persona es conflictiva”, “le gusta discutir” y, volvemos a evitar a esa persona y situación. Pero el conflicto sigue ahí, y aún más si tienes que mantener una relación al menos cordial con esa persona.

 conflictoNo nos engañemos, el conflicto es parte de la vida, está presente en cualquier contexto y, no tenemos que considerarlo como algo malo, a evitar. Más bien, lo que tenemos que aprender es a gestionarlo y manejarlo, para verlo como una oportunidad de crecimiento personal y para mejorar la situación o relación. Pero para ello, necesitamos re-aprender. Re-aprender sobre la connotación que tiene en nosotros la palabra “conflicto”, como la manera de hacerle frente. Es tan malo reaccionar de forma agresiva y violenta ante un conflicto, como evitarlo.

Es completamente normal, que existan discrepancias y diferentes opiniones entre personas, sobre una misma cuestión (si no la vida sería muy aburrida), pero en estas situaciones complicadas debemos echar mano de la comprensión y de la búsqueda del bien común.

El conflicto lo tenemos con las ideas, palabras o acciones de la otra persona, no con la persona en sí. Hay que despersonalizar el conflicto. ¿ A ti te gustaría que te juzgaran, exclusivamente por ello…?

  • ¿Cuáles son las principales formas de hacer frente al conflicto?:

 1. Evitador. Técnicas que utiliza: huye, ignora, retrasa la conversación, evita la confrontación mediante estrategias. Es bueno, cuando el tema es trivial, la relación no nos importa, disponemos de poco tiempo o, queremos bloquear al otro. Pero no es bueno, cuando hay que mantener la relación con el otro, ya que el otro no sabe qué es lo que sucede, o si el tema de conflicto realmente es importante. Lo que si incrementa es la carga emocional en ambas partes.

2. Competidor. Técnicas que utiliza: poner de manifiesto que el otro es el equivocado, manifiesta su poder a través de gritos, se burla del otro, consigue aliados fuera del conflicto. Es apropiado en situaciones de emergencia, donde no hay tiempo de dar explicaciones. No es bueno, cuando la situación es trivial, y la razón es simplemente una lucha de poder (yo gano-tu pierdes), y ni siquiera se ha intentado colaborar, no hay empatía ni respeto.

3. Colaborador. Técnicas que utiliza: comprender al otro, buscar alternativas para satisfacer los intereses y las necesidades de ambas partes. Diálogo abierto, hablar desde el yo. Es apropiado cuando los temas son importantes y hay un sentimiento de cooperación. No es apropiado cuando los temas no son importante, no hay disposición a colaborar y las personas no quieren ceder en nada.

4. Acomodador. Técnicas que utiliza: se acuerdan cosas, apacigua al otro, y siempre con un rechazo al diálogo. El objetivo es mantener a toda costa la relación, ceden, callan o evitan. Es aconsejable cuando no te interesa mucho el tema y no quieres bloquear al otro. No es aconsejable, cuando evitar el problema puede conllevar problemas de resentimiento.

5. Conveniador. Técnicas que utiliza: mantenerse en el plano racional, no dar cabida emocional, trata que el conflicto no aumente. Aconsejable cuando es importante llegar a un acuerdo de forma rápida a problemas puntuales. No aconsejable, cuando es necesario encontrar soluciones creativas y cuando los acuerdos a los que se llega no permiten vivir con las consecuencias.

  • ¿Qué tipos de conflictos existen?:

Existen diferentes clasificaciones, pero voy a exponer la de Lewicki, ya que creo se ajusta más al desarrollo del artículo:

Intrapersonal: son los conflictos con uno mismo.

Interpersonal: son los conflictos entre dos personas.

Intragrupal: son los conflictos dentro de un grupo pequeño de personas. Ej: la familia

Intergrupal: son los conflictos entre grupos diferentes de personas. Ej: diferentes familias.

165157_burro3

  • ¿Cuáles son los principales motivos de conflicto?:

– Diferencias en las metas personales.
– Competitividad, a veces excesiva.
– Malentendidos o formas distintas de ver las cosas.
– Falta de información.
– Fallos en la comunicación interpersonal.
– Falta de cooperación, real o imaginaria.
– Conflictos de personalidad. Los demás no son como uno. Y tenemos cierta dificultad para aceptar a las personas tal como son, sin juzgarlas.
– Problemas con la autoridad.
– Frustraciones individuales.
– Deseo de asumir mayor responsabilidad.
– No querer aceptar responsabilidades.
– Incapacidad para seguir las normas o ceñirse a los planes.
– Desacuerdo en la forma de alcanzar las metas acordadas.

  • ¿Cómo podemos manejar los conflictos intrapersonales?:

1. Escuchar atentamente lo que los demás dicen, sin estar pensando en que vas a decir o dar opiniones a la ligera. (Escucha activa)
2. Aceptar las diferencias entre las personas. (no juicios de valor)
3. Ponerse en el lugar del otro. (Empatía)
4. Tomar distancia de nuestra forma de hacer las cosas y conocer mejor a las otras personas y su forma de actuar.
5. Aceptar que las discrepancias y faltas de acuerdo con naturalidad, ya que siempre no será posible un consenso.
6. Favorecer que los demás digan lo que piensan e invitarlos a que lo hagan positivamente, en lugar desde la agresividad.
7. Ver que se puede aprender de la situación conflictiva.

paces

Y para finalizar…,

Aspectos positivos del conflicto:

– Se aprende a reconocer los propios límites, necesidades y derechos ajenos.

– Rompe con la monotonía. Sirve de válvula de escape.

– Saca a la luz diferentes ideas.

– Demuestra interés.

– Detecta diferentes grados de percepción.

– Motiva al cambio (gradual o brusco).

– Ayuda a encontrar soluciones. Generar normas.

Fuentes:

– Aprendo a solucionar conflictos, Estrategias, técnicas y programas. Mª de Codés Martínez González, José Quintanal Díaz, Ángeles Renieblas Alconchel, Nuria Riopérez Losada. Ed: Sanz y Torres, 2005.

– Cómo tratar con personas difíciles. Guía práctica basada en las investigaciones de Úrsula Marka. http://www.inteligencia-emocional.org.

– Autor: Dirección de Mercadeo Corporativo y Relaciones Públicas ICE. Consulte esta colección en: http://www.grupo ice.com. Mandamientos de las relaciones humanas.

– Resolución de conflictos. Claudio Altisen, Dr. Félix E. F. Larocca, Maria Carmen Raga   Traducción, corrección y enlace de conceptos: Maria Carmen Raga Valls .                                                      Barcelona, Septiembre  2009

 

 

Anuncios

Diferenciando a la Mediación Familiar.

La Mediación Familiar como procedimiento alternativo de gestión de conflictos existe en nuestro país y está regulada por diversas leyes autonómicas. Pero a pie de calle, todavía genera una gran confusión. Quiero decir, los posibles demandantes de Mediación Familiar, en gran parte desconocen que este proceso puede adecuarse a sus intereses en cuanto a resolución de conflictos familiares.

Uno de los problemas que observo, es que en gran parte de la población existe una confusión con otros procesos de resolución de conflictos más conocidos socialmente, y por ello me parece adecuado poder diferenciarlos para que se tenga una referencia clara de distinción entre ellos.

Comenzamos…;-):

  • Evitación del conflicto: cuando se cree que no es posible un cambio para mejorar o porque el tema de conflicto no es tan importante. P.ej,: cuando un miembro de la pareja le pide al otro mayor implicación en las tareas domésticas, y el otro le da la razón y promete implicarse, sin hacerlo activamente, para evitar la discusión en ese momento. (aunque posteriormente se deriven conflictos mayores, este puede quedar encubierto).
  • Negociación: Directa: proceso bilateral en el que las partes negocian directamente entre sí, sin pedir a otras personas que dirijan o favorezcan sus conversaciones. P.ej,: una pareja al inicio de su separación negocian entre ellos que uno se queda en la casa que compartian y el otro se va de alquiler. Indirecta: cuando existen representantes (abogados), para que busquen un acuerdo que evite el pleito. P.ej,: en un divorcio “amistoso”, a través de los abogados establecen que la casa que compartían se alquile o venda, y que el beneficio se divida en partes iguales, evitando así un juicio. Dentro de ésta, también se distingue la Competitiva: donde el negociador busca su propia ganancia; Cooperativa: donde se trata de identificar los reales intereses de las partes y conciliar los comunes. En los ejemplos anteriores seria Cooperativa. La negociación cooperativa es la que más se asemeja a la mediación.
  • Arbitraje: las partes deciden pedir a uno o varios expertos independientes que dicten una resolución o emitan una recomendación (llamado laudo). Normalmente, el laudo es vinculante pero también puede ser meramente consultivo. Esta acción se limita a aplicar las normas fijadas por la autoridad competente o por acuerdos genéricos establecidos. P.ej,: el impago de una factura. La diferencia con la mediación, es que el árbitro tiene poder para imponer soluciones y el mediador no.
  • Conciliación: negociación en presencia del conciliador que se encarga de reunir a las partes, y proponerles llegar a un acuerdo, desde una función pasiva. P.ej,: asuntos laborales. Se diferencia de la mediación, en que ésta diseña el proceso, enseña habilidades, ayuda a generar alternativas.

mediacion 1

Por último y no por ello menos importante, quisiera hacer una distinción entre las  disciplinas de Mediación, Orientación, Terapia y Asesoramiento Jurídico Familiar. Si bien, el Mediador tiene nociones y conocimientos de estas disciplinas (y más dependiendo de su profesión de origen), y teniendo presente que, en mediación familiar se tratan temas de dichas materias, el rol profesional del mediador está diferenciado de éstos.

Hay que tener en cuenta, que los usuarios que llegan a Mediación Familiar con la información correcta sobre en qué consiste este procedimiento, vienen con unas expectativas y no debemos confundirles. Por tanto, ser conscientes que no han solicitado terapia, ni orientación, ni asesoramiento, sino que demandan Mediación Familiar. Ya existe bastante confusión, para que en el ejercicio de la misma contribuyamos a generar más.

MEDIACIÓN FAMILIAR

ORIENTACIÓN FAMILIAR

TERAPIA FAMILIAR

ASESORAMIENTO JURÍDICO FAMILIAR.

1.Sesiones conjuntas

2.Ya han tomado la decisión de separarse o lo están considerando.

3.Los clientes quieren mejorar o solucionar el conflicto.

4. Objetivo, llegar a acuerdos a pesar de los conflictos y que satisfagan los intereses de ambos.

5.Autogestionar los conflictos y responsabilizarse en toma de decisiones.

6.Prevenir la violencia.

7.Complementa al proceso legal.

8.Comienza con firma de acuerdo de aceptación y termina con redacción de un acta final (acuerdo). No redactan documentos jurídicos.

9.Centrada en soluciones y no en problemas.

10.Enfocada en presente y futuro y no en pasado.

11.No orientada a un tratamiento.

12.Normalmente de corta duración.

13.Facilita la comunicación de forma estructurada, para equilibrar la participación.

14.El mediador no opina ni impone soluciones, es neutral e imparcial.

15.Ayuda a las partes a exponer sus necesidades, recoge y comparte información, ayuda a explorar opciones y alternativas (no directivos).

16.Utiliza lenguaje cotidiano.

17.Centrada en temas interpersonales.

18.No es necesario el manejo de emociones y sentimientos para llegar a acuerdos.

19.Existir relación de confianza entre las partes y el mediador.

20.Da información neutral y  relacionada con la mediación.

21.Posibilidad de co-mediación.

22.Enfoque inter y multidisciplinar.

23.Los hijos raramente participan en el proceso conjunto con los padres.

1.Sesiones conjuntas o individuales a lo largo del todo el proceso.

2.El objetivo puede ser la reconciliación, ayudar a desbloquear a la familia en los momentos de crisis dentro del ciclo vital familiar…

3.Facilita el desarrollo y evolución individual de los miembros y como sistema familiar.

4.Se pretende una búsqueda de recursos y mejorar las dinámicas y comunicación familiar, mejorando el estado de bienestar para prevenir posibles trastornos.

5.No relacionado con proceso legal.

6.Puede ser de larga duración.

7.Explora la historia personal y familiar.

8.Profundiza en sentimientos y emociones y la relación con problemas.

9.Normalmente en las familias existe disfuncionalidad en las relaciones, baja resistencia al cambio, subsistemas familiares no muy desorganizados y con ausencia de grandes secretos.

10.Da asesoramiento y orientación con los temas demandados.

11.Se explican y dan pautas para alcanzar los objetivos de mejoría.

12.Se dan tareas directivas.

13.La intervención suele ser conductual y psicoeducativa.

1.Sesiones conjuntas.

2.Orientada al tratamiento.

3.El objetivo, resolver conflictos y aliviar síntomas problemáticos expuestos, y alcanzar las demandas de los clientes.

4.Normalmente, incluye a los hijos desde el principio.

5.La expectativa es cambiar la estructura, relaciones y dinámicas familiares para ser más funcionales.

6. No relacionado con proceso legal.

7.No estructura la comunicación más bien observa cómo se comunican entre sí.

8.Considera problemas subyacentes y presencia de grandes secretos, mitos, alianzas, lealtades, triangulaciones, etc.

9.Profundiza todo lo necesario.

10.Normalmente las familias presentan disfuncionalidad alta, alta resistencia al cambio, subsistemas muy desorganizados.

11. El terapeuta opina, da mensajes, pautas, tareas directivas.

12. Desarrolla hipótesis para explicar el funcionamiento familiar.

13.A veces se termina sin acurdo escrito.

1.Aconseja a su propio cliente.

2.Asesora dentro del marco de los derechos que otorga la ley.

3.Se obtiene e intercambia formalmente la información económica entre los abogados.

4.Utiliza terminología jurídica.

5.Centrado en reclamaciones y quejas de su cliente.

6.No formado sobre procesos psicológicos.

7.Confía en el relato de los hechos de su cliente.

8.Aconseja sobre la mejor línea de actuación.

9.Negocia con la otra parte en representación de su cliente.

10.Redacta demandas a presentar ante el tribunal.