Archivo de la etiqueta: resiliencia

RESILIENCIA FAMILIAR

feliz día de la familia3

 

Con motivo de la celebración el próximo 15 de mayo del Día Internacional de la Familia, va dedicado este post sobre RESILIENCIA FAMILIAR.

Mucho se está hablando en estos últimos años del tema de RESILIENCIA, sobre qué es, cómo fomentarla, los factores que la promueven, etc. No obstante, voy a hacer un breve resumen para ponernos en situación.

resiliencia

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA?: Capacidad de una persona o grupo para seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles y de traumas a veces graves.

La RESILIENCIA nunca es absoluta, total, lograda para siempre, es una capacidad que resulta de un proceso dinámico y evolutivo que varía según las circunstancias, la naturaleza del trauma, el contexto y la etapa de la vida y que puede expresarse de diferentes maneras en diferentes culturas.

RESILENCIA = CAPACIDAD DE RESISTIR Y REHACERSE

Ahora bien, voy a exponer la Resiliencia en el ámbito familiar, desde una perspectiva sistémica.

F1.jpg

 

– ¿QUÉ SON LAS FAMILIAS RESILIENTES?: Aquellas en las que la unidad familiar crea formas activas, saludables y sensibles de satisfacer las necesidades de sus integrantes, sin comprometer la integridad total de la familia y sin abandonar las necesidades individuales y el desarrollo de los otros miembros.

 

– ¿QUÉ CARACTERIZA A LAS FAMILIAS RESLILIENTES?:

  1. Estimulan y fomentan la expresión de interés y amor dentro del grupo familiar, así como expresar y gestionar emociones saludablemente.
  2. Se protegen psicológicamente a través de la transmisión del optimismo aprendido.
  3. Buscan espacios y tiempos para interactuar y lograr un espacio de enseñanza de habilidades para la vida.
  4. Fomentan la participación activa de cada miembro en los quehaceres familiares.
  5. Logran la capacidad de observar las acciones tanto de forma individual como familiar, complementándola con la autocritica y aceptando los errores y las virtudes.
  6. Estimulan y modelan la capacidad de escucha y aprendizaje.
  7. Demuestran y fomentan la confianza en cada uno de sus capacidades para salir adelante.
  8. Realizan actividades familiares y las planifican conjuntamente.
  9. En situación de estrés familiar, reflexionan acerca de las diferentes soluciones, escuchan la opinión de todos y después evalúan los resultados.
  10. Aprenden a plantear argumentos, defender ideas, debatir, etc.
  11. Utilizan la familia como un espacio seguro para ensayar habilidades nuevas.
  12. Tienen la sensación de no estar aisladas o excesivamente limitadas por las adversidades de sus integrantes.

 

NOTA: Cuidado con patologizar a las familias que poseen otros valores culturales, presentan reacciones normales ante un estrés grave o han generado sus propias estrategias creativas para amoldarse a la situación particular que les toca vivir.

PARA FINALIZAR: Cuando pasamos por una situación estresante y de angustia, muchas personas lo consideran como parte de la vida y que no necesitan tratamiento. Lo mismo le puede ocurrir a algunas familias en dificultades, que tal vez no piden ayuda profesional e intentan solucionar y afrontar los problemas de otra manera.

No obstante recordar que LA BUSQUEDA DE AYUDA, ES UN SIGNO DE FORTALEZA.

“El hogar es la primera escuela.
Si los padres, que son nuestros
primeros y nuestros constantes
maestros, se portan indignamente a
nuestros ojos, faltan a su deber; pues
nos dan malos ejemplos, lejos de
educarnos como les corresponde. De
modo que el respeto del hijo al padre
no cumple su fin educador cuando
se completa con el respeto del padre
al hijo. Lo mismo pasa entre
hermanos mayores y menores.
LA FAMILIA ES UNA ESCUELA DE MUTUO PERFECCIONAMIENTO…

(Alfonso Reyes)

 Bibliografía:

“La experiencia traumática desde la Psicología positiva: resiliencia y crecimiento postraumático”. Papeles del Psicólogo, nº1. Vol-27. 2006

“Resistir y Rehacerse”. Una reconceptualización de la experiencia traumática desde la Psicología Positiva Personalidad resistente, resiliencia y crecimiento postraumático (Beatriz Vera Poseck)

“Resiliencia familiar. Estrategias para su fortalecimiento”. (Froma Walsh.2005)

Anuncios

Zanahoria, huevo o grano de café. ¡Tú eliges…!

Hace un tiempo me contaron este cuento y, me gustaría compartirlo. Espero que os resulte útil:

descarga

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. Cada vez que solucionaba un problema, aparecía otro. No sabia cómo hacer para seguir adelante. Estaba cansada de luchar y consideraba darse por vencida.

Su padre era un chef y la llevó al restaurante donde trabajaba. Allí, sin decir palabra, llenó tres recipientes pequeños con agua y los colocó sobre el fuego. En cuanto que el agua hervía, colocó una zanahoria en uno; un huevo en otro, y unos granos de café en el tercero.

La hija esperó pacientemente preguntándose qué estaría haciendo su padre.

A los veinte minutos, el padre apagó el fuego. Sacó la zanahoria y el huevo y los puso en un plato. El café lo dejo en el recipiente.

imagesLa hizo acercarse y le pidió que tocara la zanahoria y notara como era.

Ella lo hizo y respondió que estaba blanda.

Luego le pidió que rompiera la cáscara del huevo y notara como era el huevo.

Ella lo hizo y reportó que estaba duro.

images (2)

Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma y sabor.

Su hija le preguntó: “¿Qué significa esto, Padre?”. El le explicó: “Los tres elementos enfrentaron la misma adversidad: agua hirviendo. Pero cada uno reaccionó de manera diferente:

– La zanahoria llegó al agua fuerte y dura; pero se volvió blanda y débil.

– El huevo había llegado al agua frágil, protegido solo por su cáscara; pero se volvió duro.

– Los granos de café, sin embargo, eran únicos. Después de estar en agua hirviendo, habían cambiando el agua.

images (3)

 

¿Cuál eres tú?.

¿Con qué actitud afrontas la adversidad?